Alimentación del perro en verano

Es normal que durante el verano que el perro presente menos hambre, debido a las altas temperaturas. En los seres humanos sucede lo mismo; el cuerpo no presenta las mismas necesidades y comienza a cambiar los hábitos alimenticios.

Esta situación es la misma que presentan nuestras mascotas, que se ven afectados por las temperaturas y el calor. En el post de hoy explicaremos todos sobre la alimentación del perro en el verano para satisfacer las necesidades básicas y energéticas. Sin embargo, debes de tener mucho cuidado al cambiar la dieta del animal.

Horarios y raciones de comida

El cambiar la dieta del perro durante el verano debido a las altas temperaturas provoca cambios en los comportamientos y sus hábitos. Es normal ver que nuestros perros duermen durante horas o prefieren estar en lugares con mucha sombra y no querer moverse.

En verano debemos de ofrecerle tomas diarias de alimentos. Este cambio hará que coma con más ganas y que digiera de mejor manera los alimentos. De no ser posibles, puedes dividir las cantidades de comida y reducirlas, para no sobrecargar el estomago y ayuda a la digestión.

Evita la deshidratación

Algo que se debe de evitar en la época de verano es que el perro se deshidrate, por ello debemos asegurarnos de ofrecerle agua fresca y limpia, pero evitando que esté completamente fría. Esto, se debe a que, el agua fría puede provocarle problemas gastrointestinales, sobre todo si ingiere cantidades muy grandes.

Para prevenir que un perro se deshidrate, al salir de casa hay que dejar un recipiente extra de agua. De manera que si se le termina, tendrá otra fuente para beber. Al salir,  también se aconseja llevar una botella con agua, sobre todo si se quiere ir a la playa o hacer ejercicio.

Otro punto importante es ofrecerle al animal alimento húmedo, como paté o alimentos en lata, ya que son ricos en agua. Además, también puedes agregar yogur natural sin azúcar.

El yogur es el alimento ideal para los perros que están falta de calcio, además de ser una fuente de bacterias que son altamente beneficiosas para su organismo, que estimula el sistema inmunológico.

Cambios en la dieta

La alimentación del perro durante el verano no debe de cambiar de manera radical, sino que debe ir haciéndose gradualmente. Es importante que no se cambie su dieta de un día para otro, sobre todo si es balanceada. El calor, provoca menos hambre, pero se recomienda que cada uno de los alimentos sea de calidad y proporcionen la nutrición que les sea necesaria.

Debes de tener mucho cuidado al momento de ofrecerle frutas o verduras, no olvides que, aunque estemos hablando de alimentos naturales, las frutas contienen azúcar, por lo que hay que limitar su consumo. Nuestra recomendación es que le des de ingerir zanahoria o calabaza. Sin embargo, no estamos diciendo que no puedas darle un trozo de sandía o melón, siempre y cuando se vigilen las cantidades.

Esperamos este trabajo te hay sido de mucha ayuda el día de hoy.


Las más leídas