Aprende a proteger a tu gato de las pulgas

La prevención del contagio de pulgas, garrapatas y demás infecciones frecuentes en los gatos son uno de los puntos a los que más hay que prestarles atención. Para eso existen las pipetas que suelen usarse de forma habitual pues, con tan solo una aplicación y consigue mantener protegido al animal durante bastante tiempo. Además la aplicación de ella la puedes hacer tu mismo por lo que no hace falta que vayas al veterinario cada vez que la quieres poner.

Pasos a seguir:

Son unas pequeñas ampollas de plástico que contienen líquido en su interior y que deben colocarse en una parte del cuerpo, sobre la línea dorsal.

 

  • Una recomendación para poder aplicar pipetas en el gato y que su efectividad sea la que buscas es que lo hagas sobre el pelaje seco y, como mínimo, deben pasar 48 horas para poder bañar al animal pues, de lo contrario, podrás disminuir su efecto y hacer que la pipeta pierda su efectividad dejando desprotegido al animal.

 

  • Tan solo necesitarás una parte de su piel para echar el contenido de la ampolla y el producto se irá repartiendo por el resto del cuerpo durante los minutos y horas posteriores.

 

  • Tienes que hacer es buscar una zona de tu casa en la que el animal se sienta a gusto y relajado; te recomendamos que estés en una superficie fácil de limpiar pues, es posible, que se vierta alguna gota de este producto en el suelo y que, por tanto, pueda ensuciarse. Una vez escogido el lugar, tendremos que sujetar con firmeza a nuestro gato para que se quede quieto durante el minuto que durará la aplicación del producto.

 

  • Cuando tengas controlado al animal es el momento de abrir la botella o la bolsa que contenga el producto antiparasitario. Te recomendamos que con una mano sujetes la pipeta en posición vertical para que no se derrame y, con la otra, rompas la punta para poder abrirla sin que se caiga y se desperdicie en el suelo.

Las más leídas