¿Cada cuánto tiempo debo bañar a mi perro?

Los perros también son miembros de nuestra familia y con ellos compartimos día a día, inclusive hasta la cama. Esta es una de las razones por las que es importante mantener una buena higiene en el animal. Además, es un aspecto importante para su salud, ya que estando sucio puede desarrollar enfermedades de la piel o tener pulgas y garrapatas.

Debido al miedo que se ha generalizado por la creencia de que bañar a nuestro perro constantemente puede dañar su pH y el pelaje, muchos se preguntan ¿cada cuánto lo puedo bañar? Continúa leyendo nuestro post de hoy para enterarte por fin.

Pelo largo y pelo corto

La frecuencia del baño suele ser diferente entre los perros de pelo largo y pelo corto. Los de pelo largo, necesitan de muchos cuidados y debemos de estar pendiente de su imagen ya que, debido a lo largo de su pelo se puede esconder el polvo y la suciedad. Entonces, ¿cada cuánto se recomienda bañar a nuestro perro?

  • Perros de pelo largo: una vez cada cuatro semanas
  • Perro de pelo medio: una vez entre cada cuatro y seis semanas.
  • Perros de pelo corto: una vez entre cada seis y ocho semanas.

Recuerda que nuestros perros deben de ser bañados con un champú específico, aunque también puedes hacer uso de productos naturales que no dañen su piel o pelaje. No puedes poner excusas sobre la higiene de tu perro, si no puedes hacerlo tú, existen peluquerías caninas que evidentemente  lo harán.

El tipo de champú depende mucho del tipo de pelaje de tu perro, condiciones en la que se encuentre y el acabado que quieras.

“Debe reunir cualidades obligatorias sobre el pH. Este debe estar entre 7 y 7,5. Otras cualidades a tener en cuenta es la calidad: debemos utilizar champús creados con bases de siliconas que protegen el pelo y la cutícula; las bases de aceites pueden perjudicar en el futuro la piel de nuestro perro”

Mantén siempre la higiene de tu perro

Para evitar los malos olores de tu perro y que se mantenga limpio la mayor cantidad de tiempo posible. Además, es recomendable cepillarlo con frecuencia, preferiblemente unos pocos minutos al día, no debes de esperar que aparezcas los fastidiosos y doloroso nudos. Al cepillarlo estás eliminando el pelo muerto y el polvo para conseguir que tu perro se mantenga en perfectas condiciones. Aunque, evidentemente, el cepillado no es un sustituto del baño.

¿Y qué pasa si has bañado a tu perro y a los tres días se revuelca en barro? Tienes que bañarlo, nuevamente. No tienes porque preocuparte porque lo estás bañando tantas veces seguidas, no le hará daño a su salud o pelaje.

¿Si utilizas champú en seco te ahorras el baño con agua? Ni hablar. El champú en seco sirve para ocasiones muy puntuales donde no tengas tiempo o la oportunidad de bañarlo. El baño siempre es importante para mantener la higiene de nuestro amigo y la salud del mismo sin usar otros medios o productos que le hagan daño.


Las más leídas