¿Cómo bañar a los perros durante en invierno?

Durante el invierno no se necesita bañar con frecuencia a los perros, por otra parte, es importante que, al realizarle un baño sea corto para evitar las infecciones.

En verano la situación es diferentes, porque puede refrescarse. Sin embargo, bañar al perro en invierno es una tarea bastante complicada. ¡Debemos evitar que el can enferme! Toda la información que necesitas saber la encontrarás aquí.

Sigue los siguientes tips para bañar a tu perro en invierno

Los animales también sienten frío, aunque tengan un manto que los proteja y, en algunos casos, tutores que los vistan. No obstante, esto no quiere decir que no desprendan un olor y que no debamos de bañarlos.

Al salir de paseo después de un día lluvioso, lo más seguro es que se ensucien. A esto debemos de sumarle que al pasar tanto tiempo en casa su aroma quede impregnado en los alrededores e, incluso, en nosotros.

Bañar a la mascota en invierno es todo lo contrario a los que sucede en verano, cuando resulta mucho más placentero para nuestro amiguito, ya que quiere refrescarse, además puede ser una actividad muy divertida para ambos.

Algunos consejos que puedes seguir durante esta temporada son los siguientes:

Deja espacio durante cada baño

No se recomienda que los perros sean bañados durante todas las semanas, ya que se les impide producir sus aromas, los cuales son usados para comunicarse con otros. Además, el pelo pierde sus propiedades debido a la falta de grasa.

Incluso en verano se deben de evitar tantos baños a la semana. En el invierno se recomienda una sola vez al mes, para mantenerlo limpio.

Procura que los baños sean rápidos

Los baños ‘express’ se recomiendan en la época de frío, ya que de esta manera se le quita la suciedad y evitamos que se enferme. Evita pasarte largas horas enjabonando a la mascota: déjalo para el verano.

Usa agua tibia

Incluso en verano se recomienda que el agua no esté fría, ya que no es buena para la salud del perro. Para bañar a un perro en invierno es importante calentar solo un poco el agua. De esta manera, disfrutará el baño y no pasará frío. ¡Ten cuidado de no quemarle!

Báñalo en casa

Aunque puede sonar loco, lo cierto es que te vas a evitar muchos problemas. Baña a la mascota en la ducha si es uno grande o mediano o en el lavadero si es pequeño para evitar que tenga frío.

Al terminar el aseo, debes de limpiar muy bien la bañera y el fregadero, es decir, elimina toda la suciedad que haya dejo el perro en el lugar.

Sécalo bien

Cuando hayas terminado de bañar a tu mascota, deja que se sacuda. Trata de que sea un sitio donde pueda mojar, sea en el baño o en el lavadero.

Para evitar que moje todo, envuélvelo en una toalla durante algunos minutos. Esto con la finalidad de eliminar el exceso de agua de su cuerpo.

Además, te recomendamos que utilices un secador de pelo para secarlo por completo. Evita usar aire caliente, ya que puede quemarlo.


Las más leídas