¿Cómo enseñar a nuestro perro a no morder?

Como propietario, nos preocupamos que nuestro aprenda a no morder. Debes de tener en cuenta que puede ser una forma de juego tanto a otros animales como a otras personas. Sin embargo, al alcanzar una edad mayor el  perro puede volverse peligroso.

Lo mejor es que aprendan desde cachorros, pero también podemos corregir este comportamiento cuando ya son adultos. A continuación, compartimos contigo una serie de consejos:

El control de la mordida

Desde cachorros los perros tienen el instinto de morder, lo mismo sucede con los gatos. Al estar pequeños, los perros intentan morder todo lo que tienen cerca: muebles, juguetes, camas e incluso puede resultar atractivo morder nuestros dedos.

Entre canes, el marcaje con los dientes es normal cuando están jugando, sobre todo cuando  son cachorros. El contacto con otros perros les enseña a controlar la mordida, cómo relacionarse con otros, interpretar señales de sumisión, etc…

Educar desde cachorros

Lo que le enseñemos a nuestro perro cuando cachorros será lo que marcará su comportamiento de adulto. Esto no quiere decir que al llegar a esta etapa no podrán aprender cosas nuevas, pero es durante los primeros meses de vida cuando el cerebro tiene mayor plasticidad cerebral para aprender.

Entre las tres y siete semanas el cachorro aprende qué es un perro, reconoce a otros, aprende a comunicarse, dónde hacer sus necesidades entre otras cosas. Por tal motivo, la socialización es importante para un perro.

El aprendizaje más efectivo es el acierto-recompensa. Cuando un perro hace algo ‘mal’, solo hay que decirle “no” al momento que realiza la acción, el castigo solo hará que el perro relacione la situación con miedo.

No resulta beneficioso castigar a nuestra mascota cuando no hemos estado presente durante la travesura, ya que no entenderá cuales son los motivos del castigo y solo buscará quitarnos el enfado. Este mensaje nos lo transmite mediante las señales de calma; no con caras de culpabilidad por haber mordisqueado algo.

¿Cómo enseñar a tu perro a no morder?

Para evitar que muerda tanto a nosotros, como a otras personas, la ropa o los objetos de la casa tenemos varias técnicas:

  • Evita jugar a morder con las manos. Si juega con él de esta manera, y al mismo tiempo quieres que muerda durante las jornadas de juego, le estarás confundiendo.
  • Interrumpe la acción. Para de jugar cuando empiece a morder, de forma que entenderá que el juego no continúa si lo sigue haciendo.

  • Enseña a establecer contacto sin morder. La manipulación es una conducta normal para el perro; tiene que llegar a poder ver nuestras manos sin tener la necesidad de morder. Por ejemplo, podemos enseñarle a tocar nuestras palmas sin morder.
  • Desvía la mordida a juguetes y mordedores. Cada vez que lo intente, podemos ofrecerle un juguete o un snack. Además, las cuerdas u otro tipo de juguete son una excelente manera de limpiar los dientes.

Es importante que siempre tengas paciencia; no es algo que sucede en un día, sino que se llevará su tiempo. Recuerda que el mejor método es el refuerzo positivo.


Las más leídas