¿Cómo es preparada la miel por las abejas?

La miel es un alimento de origen animal que es usado por el ser humano desde la antigüedad. Anteriormente, la miel era recolectada de forma silvestre de las colmenas. En la actualidad, las abejas han comenzado a ser domesticadas y la miel y el resto de sus productos son obtenidos por medio de la apicultura. La miel no solo es un excelente alimento, sino que también posee alto contenido medicinal.

Las abejas son animales muy importantes para nuestro ecosistema, pues gracias al proceso de polinización, gran parte del planeta se mantiene, por ello, es importante cuidarlas. Nuestra recomendación es que, sigas investigando sobre estos insectos para cuidarlas y protegerlas de cualquier peligro.

¿Quieres conocer más? En nuestro trabajo de hoy vas a poder descubrir todo sobre la miel. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo es recolectada la miel?

La recolección comienza con una danza. La abeja obrera busca las flores, llegando a recorrer largas distancias, aproximadamente 8 km. Cuando encuentra una fuente que vale la pena, acude a buscar al resto de sus compañeras para que la ayuden a recolectar más cantidades de alimento.

Su forma de comunicación se da a través de un baile, donde comparte con el resto de las integrantes la dirección exacta del lugar donde se encuentra el alimento. Durante dicha danza, las abejas hacen vibrar su abdomen para dar a conocer todo con detalle al resto de las abejas.

Cuando el grupo ya está informado, comienza a buscar las flores. De ellas obtienen dos sustancias, el néctar y el polen.

El néctar es usado por las abejas para preparar la miel. Cuando encuentran una flor rica en néctar, lo succionan con ayuda de la probóscide, un órgano que tiene forma de trompa. El líquido es retenido en unos sacos que tienen en su estómago, por lo que, si la abeja necesita energía para volar, puede consumir del néctar que tiene acumulado.

Cuando ya no pueden cargar más del líquido, vuelven a la colmena y lo almacenan en el panal. Con un movimiento de alas, las abejas deshidratan todo el néctar mediando la evaporación del agua. Además del néctar, las abejas añaden enzimas salivales, esenciales para producir la miel. Al ser añadidas, las abejas cierran el panal con cera, de igual forma es producida por la misma. Al pasar el tiempo, esto se transforma en miel.

¿Por qué las abejas hacen miel?

La miel y el polen son los alimentos que van a consumir las larvas. El polen, que es recolectado de las flores, no es un alimento que puedan digerir los hijos de las abejas de forma directa. Se necesita ser guardado en panales, para poder ser consumido después de un tiempo por las larvas.

¿Por qué hay distintos tipos de miel?

Cada planta produce un polen y un néctar diferente en consistencia, olor y color. Aunque todo depende de la flor a la que tengan acceso las abejas, en este caso, la miel va a tener un color, un aroma y sabor distinto.

¡Esperamos que este artículo te haya sido de mucha ayuda!


Las más leídas