¿Cómo es tener un erizo de mascota?

Si estás pensando en tener un erizo de mascota, lo más seguro es que tengas dudas y muchas preguntas. ¿Cómo es convivir con ellos? ¿Qué cuidados necesitan? Cada vez son más los que se animan tener a uno de estos animalitos en casa ya que, son adorables pero… ¿qué tenemos que hacer para cuidar de un erizo?

El erizo es un animal pequeño que se caracteriza por tener todo su cuerpo lleno de púas. Se conocer 16 especies de erizos, y están presentes en Europa, Asia y África.

Sus púas son rígidas y huecas, y se encuentran cubiertas de queratina. No son venenosas y aunque no están afiladas, son capaces de hacer daño; de hecho, son usadas como un método de supervivencia: cuando un erizo se encuentra en peligro, se hace una bola para esconder sus partes más vulnerables, se muestra a su enemigo hecho una bola.

Puede medir entre 10 y 15 centímetros y pesar hasta 400 gramos, muy pocas veces son grandes. Gran parte del día se la pasan durmiendo, son animales nocturnos. Los erizos tienen épocas de letargo: dependiendo del clima, pueden hibernar o estivar. En sus patitas tienen uñas afiladas que le permiten excavar tanto la tierra y la comida, por lo general se alimentan de insectos. La nariz alargada les es de utilidad, se la viven olfateando todo lo que consiguen.

Si tienes un erizo descubrirás que son capaces de gruñir y gritar. De esta manera se comunican. Otra curiosidad que tienes que saber de los erizos es lo que se conoce como el proceso de ungimiento: cuando un erizo detecta un olor nuevo, se dirige al objeto del que proviene y lo cubre con su saliva. No sé conoce la verdadera razón por la que lo hacen.

Si deseas tener un erizo como mascota es tu decisión, pero tenemos que decirte que criarse en un hogar con humanos no es una de las mejores opciones para el animal.

Los erizos prefieren estar solos, pero tienen buen carácter y no les cuesta convivir con otro tipo de mascota, como son perros y gatos. Eso sí, necesita de espacio para moverse cómodamente ya que, le cuesta adaptarse a espacios pequeños y cerrados. Cuanto antes empieces a acostumbrar a tu erizo a relacionarse, mejor.

Cuando se trata de la higiene, puedes bañar a tu mascota de vez en cuando en agua limpia y  frotarle con un cepillo de dientes. Es recomendable tener el espacio limpio y desinfectado.

Son animales nocturnos, por lo que pasará todo el día durmiendo y aprovechará la noche para hacer ejercicio. Déjale recorrer la casa o una habitación, siempre bajo cuidado ya que, de ser el caso contrario no lo vas a poder encontrar. También se aconseja que se le compre una rueda, como la que tienen los hamsters, para que haga el ejercicio que necesite.

Si quieres tener un erizo como mascota, debes de tener presente que no será un perro o un gato, son juguetones y puede durar horas persiguiéndote por toda la casa. Como ya hemos comentado, son animales que prefieren la soledad y son nocturnos, parte del día la pasaran en su jaula o madriguera.


Las más leídas