¿Cómo puedo saber cuándo un gato está deshidratado?

La deshidratación en los gatos a un desequilibrio de agua y electrolitos y esto provoca complicaciones que pueden ocasionar hasta la muerte, si no es tratada. Cuando el nivel del líquido está muy por debajo, el gato comienza a sufrir de deshidratación.

Existen muchos aspectos que te permiten conocer si tu gato se encuentra falta de líquidos y que pueden ayudarte a prevenir disgustos. Si te has preguntado cómo podemos saber si tu gato se encuentra deshidratado, no puedes dejar de leer el trabajo que hemos traído para ti hoy. Ante cualquier síntoma debes de ofrecerle a tu mascota agua fresca y llevarla rápidamente al veterinario.

¿Qué causa la deshidratación?

Muchas veces es difícil saber si nuestro gato está deshidratado, ya que los síntomas son muy sutiles y pueden pasarse por alto. Por eso, es importante conocer cuándo un gato sufre de deshidratación y poder tomar las medidas que sean necesarias a tiempo.

Esta condición puede provocar enfermedades como diarrea, vómitos, fiebre, sangrado, problemas de orina, quemaduras, insolación, etc.

Si el animal sufre de estos problemas debes de prestar atención a los síntomas y acudir al veterinario, además debes de ofrecerle agua fresca para tomar.

Revisa las encías

La humedad y el tiempo de llenado son métodos que nos permiten saber si el gato se encuentra deshidratado. Para comprobar humedad de la encía debes tocar la zona con un dedo de manera suave. Levanta el labio superior y hazlo que rapidez, ya que al tardar se puede llegar a secar con el aire.

Si las encías están viscosas puede que el gato estén en la primera etapa del proceso de deshidratación. Si están completamente secas nos quiere decir que el gato presenta una deshidratación severa.

Para la prueba del llenado capilar debes de medir el tiempo que tardan las encías en llenarse de sangre nuevamente. Para ello, presiona la encía para que se torne de un color blanco y observa cuánto tarda en recobrar su color natural. Es un gato que está hidrata le tomará cuestión de segundos. Cuanto más tiempo se tarde la encía de tornarse rosada, más deshidratado se encontrará el gato. Esto sucede porque la deshidratación impide el flujo de sangre, por lo que no le permite llenar los capilares.

Revisa los ojos

Los ojos te pueden ofrecer información sobre cómo se encuentra tu animal. La falta de líquidos provoca que los ojos estén más hundidos de lo normal y, en caso de presentar un indice de deshidratación grave, el tercer párpado puede verse.

Revisa su temperatura y la frecuencia cardíaca

Cuando un gato se encuentra deshidratado su corazón comienza a funcionar rápidamente, por lo que la frecuencia cardíaca estará más elevada.  Además, esto puede llegar a afectar el calor corporal, estando más bajo de lo normal.

Sujeta la pata del gato para sentir la temperatura. Si tiene la misma de siempre no tienes porque preocuparte, pero si notas que está mucho más frío puede que se encuentre deshidratado.

 


Las más leídas