¿Cómo puedo saber si mi cuyo me quiere?

Puede ser que conozcas como tu, conejillo de indias o cobaya, lo cierto es que Cavia porcellus es el roedor más popular como mascota, ya que es muy tierno, cariñoso y fácil de mantener.

Es originario de América del Sur, herbívoro y se reproduce con rapidez. Aunque es uno de los animales más domesticados, es posible que muchas veces sea imposible saber si le agradamos o no a nuestro amigo, por qué en nuestro apartado vamos a detectar las señales para saber quiénes somos.

En primer lugar, debes de saber si esta especie no tiene un comportamiento similar a los perros. Las reservas son más reservadas, además de ser muy asustadizas, lo que se siente en el menor ruido o movimiento brusco que buscan refugio inmediato.

¡No te preocupes! Puede que sea su personalidad. Pero de lo contrario, tienes que tener en cuenta las siguientes señales.

Te muerde las zapatillas o punta de los pies

Es un comportamiento muy común que nos permite saber si nuestra mascota nos quiere. Cuando tengas este nivel de confianza, no te preocupes más. Si adopta una de estas características más reciente y observará que está muy distante, y por más que intente acariciarlo, usted tendrá que cambiar la forma en que se ha ido relacionando con él.

En primer lugar, es normal que nuestro amigo miedoso, ya que es un ambiente desconocido y las personas son nuevas para él. Para corregirlo y ayudarlo a tener más información, puede dejarlo abierto. Verás, que después de un tiempo se dirige a un acercar a ti.

Se deja agarrar

Debido a que estamos hablando de un animal muy miedoso y nervioso, si se deja agarrar de ti quiere decir que tiene plena confianza y que se considera una figura de protección. 

Si te das cuenta de que no te gusta tu presencia, no lo obligues a que se acerque a ti, dale tiempo para que logre adaptarse.

Ven de tu mano

Es normal que en un comienzo sea difícil que el animal esté en nuestra mano. Sin embargo, para lograrlo, solo hay que tener mucha paciencia, por lo que siempre hay que buscar, por lo tanto, más sencillo y dejar la comida en un pequeño recipiente, de esta manera. Mientras pasa el tiempo, acércate a su comida e intenta que te tomes la mano, cuando te sientas cómodo con tu presencia, perdiendo el miedo y se acerque sin problemas.

Tenés que son animales herbívoros, por lo que la presencia de la fibra en su dieta es de gran importancia, al igual que la ingesta del heno, frutas y verduras.


Las más leídas