¿Cómo saber cuándo un perro tiene mucho frío?

Cuando el invierno llega, nosotros somos los primeros en sacar todo tipo de abrigo y cobertores para mantener nuestro cuerpo cálido y protegernos de las altas temperaturas. Al igual que nosotros, lo mismo sucede con las mascotas sean perros o gatos.

El cambio de clima suele ser radical en varios países y, a más de uno ha puesto a tiritar aunque lleve grandes abrigos para protegernos de las oleadas de frío. Los perros también se encuentran expuestos a este frío, y es más fuerte para las mascotas que no tienen pelaje, por lo que hay que buscar la manera de que no sufra de enfermedades respiratorias.

“Los perros sufren de frío y deben de tener cuidados especiales. Desde una simple gripe o bronconeumonía, son algunas de las enfermedades que puede llegar a padecer el perro”, han explicado diversos especialistas.

Asimismo, se ha expuesto que la mayoría de los dueños creen que porque el perro tiene pelaje puede resistir el frío, y lo ciertos es que esto es completamente falso. Ellos necesitan de cuidados que le permita sobrellevar la época del invierno con calma y tranquilidad.

A continuación, te presentamos algunas señales que te permiten conocer si tu perro tiene frío y posibles problemas respiratorios.

  • Prefieren estar todo el día en la cama y duermen más de lo habitual.
  • Si tienes un perro de raza pequeña y tiembla es por las altas temperaturas.
  • Tiene el hocico húmedo.
  • Cuando lo vas a sacar a pasear quiere echarse y cubrirse completamente.
  • Respiración lenta
  • Piel seca

¿Cómo puedo protegerlo de las altas temperaturas?

Lo más importante para combatir el frío, aunque es muy obvio, es cubrirlo. En los meses donde hace mucho frío, debes de sacarlo a pasear durante el día cuando el sol está caliente, para que el pasea de su agrado. En los días que veas que es imposible, reduce el tiempo del recorrido y complementa su horario de ejercicio con juegos en la casa.

También, debes de evitar que la mascota se acerque al balcón o al jardín. Si quieres tenerlo dentro, puedes comprarle o construirle una casa propia que se adapte a las bajas temperaturas y la puedes ubicar en un lugar donde no entre tanto el viento. Si puedes, deja que entre algún momento a la casa para evitar que esté tan expuesto al frío, sobre todo cuando  la lluvia hace presencia y, las temperaturas suelen ser más bajas de lo habitual.

Sea donde sea, déjale una manta, en el suelo o en el lugar de descanso para que se pueda tapar o se tumbe encima. Ello también buscará una fuente que les proporcione calor, como las chimeneas. Cuando estén afuera, recuerda ponerle un poco de ropa que pueda abrigarlo del frío.

Por otro lado, también debes de cuidar los oídos. Muchas razas tienen las zonas muy sensibles. Por lo que, debes de secárselas para evitar el desarrollo de una otitis.

Si llegas a darte cuenta de que el perro duerme más de lo que debería y luce más apagado, debes de llevarlo rápidamente al veterinario ya que, puede que esté sufriendo de enfermedades respiratorias y esté presentando fuerte dolor.


Las más leídas