¿Cómo viajar con perro en moto?

Si utilizas una moto como medio de transporte y tienes un perro, puede que te hayas preguntado si podrías llevar a tu mascota contigo durante los viajes. En este artículo te explicaremos cómo viajar con perro en moto.

Accesorios para transportar a nuestro perro en moto

Existen múltiples accesorios que puedes usar para llegar a tu pero en moto, sin embargo, el más importante y el que siempre has de tener en cuenta es un trasnsportín seguro y cómodo. En el mercado hay muchas opciones para elegir, cabe señalar que suelen ser muy limitados en cuanto a tamaño, por este motivo si tienes en perro de tamaño mediano o grande, se te dificultará para transportarlo. En la mayoría de los casos, los modelos son para animales de 10 kilogramos.

Otros accesorios a tener en cuenta:

Casco para perros: hay disponibilidad de muchas marcas que se dedican a la fabricación de estos accesorios. Al margen de evitar daños, el casco recoge las orejas del perro, que son muy sensibles con el viento. Lo recomendable es buscar cascos rígidos, que se adapte a la forma de tu perro y que contenga espuma para mucha más protección.

Gafas para perros: son flexibles y se adaptan a las características del perro, al mismo tiempo que protegen sus ojos del contacto con la suciedad e insectos, etc.

Ropa para perros: aunque no siempre es necesaria, en algunos casos se recomienda, sobre todo cuando hay temperaturas bajas y vemos que nuestro perro tiembla o se acurruca para mantener el calor. Llevar ropa siempre es una excelente opción.

¿Cómo puedes viajar con tu mascota en moto?

Antes de realizar un viaje es importante que tu perro se acostumbre al transporte. Utiliza un premio para reforzar el hecho de acercarse, entrar y mantenerse en su lugar, asegura que tu perro lo asocie con algo positivo para que pueda hacerlo de forma voluntaria. Nunca hay que forzarlo a entrar, debes de tener un proceso que dure entre una a dos semanas.

Cuando el perro sea capaz de entrar y mantenerse sin síntomas, estamos listos para empezar a conducir en trayectos muy cortos que lo preparen par viajes largos. No olvides que en todo momento debes de mantener una conducta calmada, incluso tu voz.

Ya cuando estés de ruta, debes de recordar la importancia de las paradas para que tu perro pueda tomar agua, hacer sus necesidades, estirar sus extremidades y relajarse dentro de un rato. Recuerda realizar viajes de una a dos horas como mucho, dejando un descanso entre 15 a 20 minutos entre cada parada. También es importante que el perro sienta que estás conduciendo de forma relajada.

Siempre que viajes con tu perro ya sea en trayectos cortos o largos, debes de tener en tu mano su documentación. Por este motivo tienes que tener muy presente cuales son los documentos necesarios para el transporte del canino:

  • Microchip
  • Tarjeta censal
  • Cartilla sanitaria

Además, aquellos perros que son catalogados por la ley como peligroso deben de disponer de un seguro de responsabilidad civil.


Las más leídas