Conoce las causas de la aparición del tercer párpado en gatos

Los ojos de gatos son increíbles y llegan a cautivar a las personas, no solo por su combinación en colores, sino que también en lo curiosos que pueden ser debido a la pupila, que va cambiando de tamaño según la cantidad de luz que perciba a su alrededor.

El ojo de gato tiene una membrana que se conoce como “tercer párpado”. Puede ser que nunca la hayas visto, pues se hace notoria cuando hay problemas de salud. Por eso, si comienza a hacerse notoria, es importante que comiences a investigar en sus causas y tratamientos, por ello hemos decidido traerte este artículo.

¿Qué es el tercer párpado?

Este es el nombre científico que recibe la membrana que posee los ojos en varios mamíferos, sobre todo en el caso de los felinos, se conoce como Tertia palpebra o membrana nictitante. El tejido se encuentra ubicado alrededor de la córnea, la conjuntiva y la membrana mucosa. Aunque no siempre se suele ver, es posible que cuando el gato esté dormido puedas ver algunas secciones entre el ojo y el párpado externo.

El tercer párpado se encarga de proteger los globos oculares de cualquier agente externo y de posible traumatismos producto de un golpe. Además, libera un líquido capaz de combatir las bacterias y microorganismos que faciliten la producción de enfermedades.

Si empiezas a notar que al gato se le nota el tercer párpado, sea en uno o en ambos globos oculares, puede ser un fuerte indicador que está sufriendo de una enfermedad. Muchos relacionan la aparición de esta membrana con parásitos intestinales o problemas digestivos, mientras hay quienes afirman que si se observa la membrana el problema se encuentra relacionado con el ojo.

¿Cuáles son las posibles causas del tercer párpado?

Si notas que la membrana nictitante del gato está comenzando a hacerse visible estas pueden ser algunas de las causas:

Conjuntivitis: No sólo provoca que el tercer párpado comience a hacerse visible, sino que también produce hinchazón, lagrimeo y enrojecimiento.

Deshidratación: Cuando nuestro gato está experimentando una fuerte deshidratación el tejido ocular nos indica que el animal debe de ser atendido con urgencia.

Heridas: Si el gato ha sufrido un golpe o traumatismo en la zona del rostro, los ojos pueden verse afectados. Nuestra recomendación es acudir rápidamente al veterinario.

Entrada de un cuerpo extraño: Sea una basura o polvo hará que esta membrana comience a aparecer, con la finalidad de que la misma no se incruste en el globo ocular.

Cáncer: El órgano puede verse afectado por el desarrollo de células cancerígenas.

Síndrome de Haw: Así se le conoce al tercer párpado cuando se encuentra relacionado con los problemas intestinales, ya sea diarrea o parásitos.

Genética: La mayoría de la raza de gatos, por el ejemplo el birmano, son propensos a que esta membrana irrumpa en el ojo, produciendo incomodidad.

Por otra parte, si al gato se le visualiza el tercer párpado es probable que el ojo comience a lagrimear, y que trate de aliviar la molestia con ayuda de sus patas.


Las más leídas