Conoce los uso del aceite del árbol del té en perros

El aceite del árbol del té es conocido por sus múltiples aplicaciones en las personas y en los perros, debido a que puede curar varios trastornos.

Este aceite se obtiene a través de la destilación de las hojas del árbol Melaleuca Alternifolia, originario de Australia. En la actualidad es un producto muy distribuido a nivel mundial. Para conocer los usos que le puedes dar al aceite del árbol del té, ¡sigue leyendo!

Aceite del árbol del té elimina los parásitos externos

Hay varios remedios caseros que nos ayudan eliminar las pulgas en los perros y uno de los más factibles es el aceite del árbol del té, pues esta sustancia es muy efectiva para eliminar este tipo de parásitos. De igual manera, también funciona para tratar las garrapatas y hongos.

El aceite del árbol del té es antiséptico y fungicida. En el caso de las pulgas, actúa rápidamente, pero cuando se trata de hongos, su aplicación debe de ser periódica hasta eliminar su presencia del cuerpo de la mascota.

Aceite del árbol del té para tratar problemas de la piel

El aceite del árbol del té contienen propiedades de acción bactericida, cicatrizante y antiinflamatoria, por lo tanto, es efectivo para las afecciones de la piel.

No obstante, hay que evitar usarlo en heridas abiertas, aunque es un excelente remedio para la cicatrización cuando la herida haya sanado. Gracias a la acción bactericida se evita el surgimiento de infecciones y gracias a su acción antiinflamatoria evita el dolor y la hinchazón.

Úsalo como complemento para el baño

El aceite del árbol del té es un desodorante, siendo una excelente opción para el baño del perro. Por lo general, puede mezclarse con el champú que se use para bañar a la mascota.

Agrega una gotitas del líquido en el baño y observa los resultados, sobre todo cuando se trata de buen olor, no obstante, hay que tener en cuenta que este remedio no evitará que el perro deje de oler a su aroma característico, aunque será de mucha ayuda.

¿Cómo aplicar el aceite del árbol del té?

Esta sustancia natural jamás deberá ser administrada vía oral, de hecho, tampoco los seres humanos pueden hacerlo.

Estudios realizados han reconocido el nivel de toxicidad del aceite esencial del árbol del té en perros y en gatos, los síntomas que se suelen presentar al ser consumido son:

  • Debilidad
  • Letargo
  • Falta de coordinación
  • Aumento de la salivación
  • Temblores musculares

¿Quiere decir que  no podemos usar el aceite del árbol del té en nuestro perro? No, lo que nos indica es que solo puede aplicarse externamente y ser diluido, obteniendo una concentración que no supere el 1%.

¿Qué debes de saber?

  • El uso de esta sustancia sin diluir es un error. No se recomienda su uso en felinos y aunque es recomendado para los perros, hay que evitar aplicarlo en heridas abiertas.
  • En algunos países no es obligatorio colocar en las etiquetas la concentración de los ingredientes, no obstante, es importante conocer este dato si hacemos uso de productos que los contengan en la formulación.

Las más leídas