¿Se recomienda el consumo de carne cruda en los perros?

Puede que no lo sepas, pero años atrás el pienso para perro no existía. ¿Cómo hacían los animales para alimentarse? Evidentemente se tenía que recurrir a la comida casera.

Muchos son los que apuestan por las recetas caseras, de ahí nace la dieta BARF, que defiende parte de lo que diremos hoy en este artículo. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo debe de prepararse la carne?

En el mundo canino nos encontraremos con miles de opiniones. Algunos son los que rechazan una alimentación cruda debido a la presencia de parásitos, mientras que otros exponen que al cocer la carne se pierde parte de las enzimas o vitaminas. Entonces, ¿cuál es la mejor opción?

El proceso de domesticación de los perros ha cambiado mucho su fisiología digestiva, como también otros aspectos, de ahí que las diferencias entre perros y lobos sean diferentes, a pesar de ser parientes.

No obstante, dicha domesticación no ha cambiado del todo la esencia del animal en cuanto a su alimentación, basada en alimentos carnívoros y cruda, sobre todo si se encuentra en estado salvaje. La carne cruda se adapta sin problema al organismo del animal:

  • Los dientes tienen la fuerza suficiente para devorar la carne.
  • Su estómago se encuentra preparado para la digestión de dicho alimento en este estado.
  • El intestino evita la putrefacción de las carnes.
  • Los jugos digestivos y la saliva ayudan a asimilar la proteína.

El sistema digestivo se encuentra preparado para digerir sin ningún tipo de problema las carnes en este estado. Por otro lado, hay que resaltar que la leyenda, como “la carne cruda hace al perro agresivo”es falsa.

Sin embargo, como ha ido comentando a lo largo de este trabajo, existen parásitos que se pueden encontrar alojados en la carne, por lo que debemos de buscar alimentos de calidad. Así mismo, para asegurarnos que el perro no contraiga salmonella, se recomienda congelar la carne o dejarla unos segundos en la plancha. Es elección del tutor si se quiere ofrecer completamente cruda o cocinada, para evitar los problemas de salud en el futuro.

Además, también hay que señalar que, es el mismo perro quién va a decidir si la quiere comer cruda o de otra manera. Hay perro que se relamen al ver la carne cruda, pero también hay otros que la rechazan por completo, esto suele suceder mucho en las razas pequeñas.

¿Cuál es la proporción de carne que debemos de ofrecer?

Aunque los perros no deben de alimentarse solamente de carne, esta debe de estar presente en su dieta. Los perros tienen estómago pequeño, por lo que sus raciones de comida no deben de ser muy grandes y deben de comer entre dos o tres veces al día.

En la dieta del perro la carne debe de tener una presencia del 75% de la ración, y aunque mucho no lo ven así, las vísceras no son el alimento adecuado y puede resultar tóxico para el animal. La mayoría de los fármacos que se les dan a las vacas son metabolizados en el hígado, lo que provocó que en la zona se acumulen residuos que no son para nada beneficiosos para nuestra mascota.


Las más leídas