Dieta balanceada para perros con cáncer

La alimentación tiene un papel importante en la salud de nuestra mascota, por ello nunca se debe de descuidar. Lo recomendable es adoptar un menú que cubra las necesidades de nuestro perro en cualquier momento, ya que un cachorro y un perro adulto no requieren de las mismas cantidades nutrientes.

Por supuesto, cuando nuestro perro se encuentra enfermo necesita de una dieta adecuada según sea patología, lo que les permitirá tener una mejor calidad de vida. En el trabajo de hoy nos centraremos en explicar la dieta para perros con cáncer. No olvides notificar al veterinario cualquier modificación en la dieta de nuestro perro.

¡Presta mucha atención a lo que traemos hoy para ti!

Alimentación para perros con cáncer

Para ofrecer una dieta correcta a nuestro perro que sufre de alguna enfermedad cancerígena debemos de tener en cuenta ciertos aspectos como son los siguientes:

Estos animales suelen tener como principal problema la pérdida de apetito lo que, si no se logra controlar puede terminar en una malnutrición, por lo que un aspecto que debemos de tener en cuenta al momento de establecer una dieta debe de ser la palatabilidad, para que nuestro perro se sienta motivado a comer. En este sentido los alimentos húmedos son los más adecuados que los secos.

También hay que tener en cuenta las secuelas que esté dejando el cáncer en el organismo del perro. Muchas veces destaca por la pérdida de masa muscular, por lo que la alimentación que se le ofrezca debe de tener una alta densidad energética.

Los perros que sufren de cáncer también presentan caquexia, que la pérdida de masa muscular y grasa. La alimentación debe de intentar contrarrestar los efectos de dicho estado.

Si deja de comer durante días es necesario que nosotros mismos le demos de comer o incluso se deberá de usar una sonda.

La mayoría de los tumores puede llegar a dificultar la alimentación, como los que se encuentran alojados en el sistema digestivo. Debemos tener en cuenta los inconvenientes que pueden producir, al igual que los efectos de la quimioterapia, entre los que podemos destacar el vómito.

Si los sentidos del olfato y del gusto están alterados puede rechazar  los alimentos. Este problema se puede solucionar ofreciendo a nuestro perro una dieta distinta, cambiando el comedero de lugar o calentando su comida.

Se recomienda ofrecerle al perro una ración de comida de 2 a 3 veces al día. Por último, siempre es importante que el perro coma aunque sea una dieta inadecuada o, a que deje de comer.

Pienso para perros con cáncer

Las croquetas pueden ser las mismas que estaba consumiendo antes de enfermarse, ya que las necesidades nutricionales son muy semejantes a las de un perro sano, al menos que el veterinario nos diga lo contrario.

Un ejemplo de composición del pienso para la dieta de perros con cáncer sería el siguiente:

  • Proteína de alta calidad 30-40 %.
  • Carbohidratos en menos del 25 %.
  • Grasas entre 25-40 %.
  • Fibra menos de 2,5 %.
  • Además puede estar enriquecido con ácidos grasos (menos del 5 %) o arginina (menos del 2,5%).

 


Las más leídas