El Doga: Yoga para perros

Aunque no se conocen cifras con exactitud de cuántos canes hay en nuestro país, según se calcula una cifra que ronda entre 6,2 millones de perros, siendo el doble de hace diez años. Lo que quiere decir que, en la actualidad, existen más cuidadores de perros que de niños.

26% de los población ciudadana tiene un perro, siendo una cifra mucho más alta que de gatos. Un estudio realizado hace tiempo atrás, arrogó en los resultados que, un gran número de personas tienen una conexión emocional con su mascota, que se comunican entre ellos y se entienden perfectamente.

A continuación, todo lo que necesitas saber sobre el Doga para perros.

LENGUAJE DEL PERRO

Está claro que la mayoría de nosotros, considera a su mascota una pieza fundamental en la familia. Por lo que cada vez son más lo que gastan en su alimentación y salud. Según informes realizados, existen cada día más lugares petfriendly. El estudio, también revela que, cuando hay una exigencia de productos de la más alta calidad: los dueños gastan grandes cantidades de dinero y en los mejores productos. Todo con la finalidad de aportarle a las mascotas más años de vida y mejor salud.

Los avances en el mundo animal, cada día van en aumento, también sucede lo mismo en la educación, ya que ha ido superando los viejos modelos. Hoy, la educación se centra en un ámbito más positivo, basándose en el respeto y en el estado emocional. ¿Cuál es el secreto? Estudiar el lenguaje del animal, permitiendo crear un vínculo más directo con él. Para conseguir que el perro se comporte correctamente se debe de observar y pasar el tiempo necesario en compañía, con la finalidad de establecer una mejor conexión con la mascota tanto a nivel físico como emocional.

DOGA: YOGA PARA PERROS

Las nuevas tendencias como el Doga permiten crear una mejor conexión entre el animal y la persona. Esta disciplina nace en Estados Unidos, siendo la unión entre el yoga y el perro. Sin embargo, no debes de imaginar que el perro realizará posturas extrañas. El doga, consiste en compartir posturas del yoga con ellos, aplicando masajes y estiramientos que se adapten al cuerpo de los canes. Precisamente es el momento de calma lo que estimula el área física y menta del animal para brindar un mejor equilibrio.

“El Doga es cuando podemos comprobar el bienestar de nuestro animal. Nosotros solo estamos acompañándolo a realizar su actividad. Durante el procedimiento debemos de respetar su espacio y su tiempo. El objetivo es conectar y centrar nuestra atención en ellos. De esta manera, el can puede disfrutar de las caricias, eliminar el estrés y realizar ejercicios”, explican los expertos.

Para hacer Doga, tanto el dueño como la mascota comparten esterilla, sin importar edad, tamaño o condición “debemos de adaptarse a cualquier animal; por eso importante que el humano entienda el comportamiento corporal y las necesidades de la mascota, ya que si el perro no la disfruta, no tendrá ningún sentido”, destacan los instructores de Doga en ideas generales.

 


Las más leídas