¿Es normal que la orina de mi perro sea amarilla?

La orina de nuestro perro es habitualmente de color amarillo y su eliminación se produce varias veces al día, sobre todo en el caso de los machos estériles, que orinan para marcar el territorio. Algunas modificaciones en este comportamiento puede indicarnos la presencia de patologías y es importante acudir cuanto antes al  médico.

En nuestro post de hoy te explicaremos por qué los perros orinan de distintos colores como amarillo, marrón, anaranjado o rojo.

Color normal de la orina del perro

El color normal que debe de tener la orina de tu perro es amarillo claro, amarillo o ámbar. Cuando hay una alteración en la tonalidad, viéndose más oscura o, transparente, nos indica que deberíamos de analizar el estado de salud del animal. Por ejemplo, si el perro orina transparente u orina mucho y transparente, quiere decir que ha aumentado la ingesta de agua, lo cual es algo normal o, además va a depender mucho de la edad que tenga el can, su nivel de su nivel de actividad, las características del clima, etc.

En caso de que el color de orina del perro sea oscuros, muy amarillo, naranja, rojo o negro, es posible que el hígado o los riñones estén sufriendo de algún problema que debes de buscar la manera que se empeore. Sin embargo, existen muchísimas causas, que puede provocar la alteración de la coloración.

Orina muy amarilla en perros

Si nuestro can orina muy amarillo quiere decir que su orina está muy concentrada. Si el perro lleva muchas horas sin poder salir a vaciar su vejiga suele darse esta concentración, sin embargo, si la coloración se repite con frecuencia debes de acudir al veterinario.

Si nuestro perro orina muy amarillo y no quiere comer, hace esfuerzos para orinar y no lo consigue o solo evacúa gotas, se muestra dolorido, etc., puede que esté sufriendo de algún tipo de infección de orina. En este caso, las bacterias que se encuentran en el lugar, ocasionarán la coloración que, muchas veces puede contener sangre. El examen que el veterinario realice de ella, nos confirmará su diagnostico. El tratamiento consistirá en el suministro de antibióticos. Siempre es importante que, ante cualquier anomalía que presente el animal, se acuda con rapidez al médico ya que, la infección puede ascender hasta los riñones y dañarlos.

La deshidratación, tiene múltiples causas, y es otro motivo de orina muy amarilla en perros. Es importante que nuestro can tenga acceso a agua limpia y fresca y que comprobemos que bebe lo suficiente.

Orina naranja en perros

Esta tonalidad puede deberse a una anemia hemolítica. Se debe a que hay una destrucción de los glóbulos rojos, generando hemoglobina y bilis, llevando a que se produzca el color anaranjado, aunque su tonalidad puede variar, con lo que podremos un color muy amarillo o muy marrón.

Hay varias causas que la desencadenan este problema y una de ellas es la babesiosis, una enfermedad transmitida por las garrapatas que requiere de una rápida detección y tratamiento.

Orina oscura en perros

Una orina café oscuro en perros puede indicarnos que nuestra mascota está sufriendo de un problema renal o hepático. En las afecciones renales observaremos síntomas como un aumento en la ingesta de agua y en la eliminación de orina, vómitos, etc.


Las más leídas