¿Es normal que mi gato tenga la nariz seca?

Alrededor de la nariz de los felinos está el mismo mito que en el caso de los perros y no es otro que, con sólo tocarla puedes determinar su temperatura y, por consiguiente, el estado de salud del mismo.

Este mito se ha ido extendiendo entre los cuidadores de felinos que te compartiremos en el artículo de hoy. ¿Crees que es normal que un gato tenga la nariz seca? ¡Sigue leyendo!

Sensibilidad de la nariz

En cierto que, al tocar la nariz de algún felino la vamos a sentir húmeda y fría. Pero también es completamente normal que nuestro gato tenga su nariz seca, sin que suponga una patología o, que sea una señal de alarma. ¿Entonces por qué mi gato tiene la nariz seca? Pues porque su nariz a modificar su estado en el entorno que se encuentre durante el día.

Por ejemplo, si el gato está tomando el sol o se encuentra cerca de una fuente de calor, es probable que su nariz  esté seca y caliente, sin que suponga nada más que un reflejo del entorno, no necesariamente tiene que ver con su estado físico. Por lo tanto, la respuesta a nuestra pregunta es afirmativa, es decir, es completamente que nuestro gato tenga la nariz seca. Entonces, ¿por qué otros dicen que la nariz seca es sinónimo de un gato enfermo? Ya te vamos a responder.

La fiebre y la deshidratación

En el apartado anterior ya te hemos dicho que es normal que el gato tenga su nariz seca, pero también debes de tener en cuenta que tu gato está en enfermo cuando la tiene seca y caliente. Quizás de aquí es donde nazca el mito que relaciona la sequedad con la patología. Para determinar si el gato está enfermo o no, hay que fijarnos en los síntomas que presente, no sólo en su estado.

El gato está triste y su nariz está seca

Por ejemplo, si tu gato está decaído y tiene la nariz seca puede que esté presentando fiebre y esté sufriendo de algo. Pero para conocer su temperatura debes de medirla por medio de un termómetro que, debes de ingresar en el recto.

Quizás por la dificultad que supone esta maniobra, la mayoría prefiere que los veterinarios se encarguen de esta situación. Para quienes la hagan en casa es importante que la temperatura normal en los felinos sea entre 37,8 y los 39,2 ºC.

Por otra parte, que tenga la nariz seca y caliente no implica fiebre, tampoco es sinónimo de deshidratación. Si quieres comprobar que tu gato se encuentra en perfecto estado, puedes hacerlo con solo observar su piel. Si estiramos la de la zona de la cruz, un gato bien hidratado vuelve a su sitio. En cambio, si la piel mantiene el pliegue y no se alisa lo más seguro es que tu gato esté deshidratado. Por supuesto, tanto la fiebre como la deshidratación debes de consultarlo con un médico veterinario inmediatamente.

Esperamos que la información te haya sido de ayuda. Nuestra recomendación es que en caso de cualquier anomalía, consultes con tu médico para un mejor diagnostico.


Las más leídas