Los animales más cariñosos

El reino animal es muy grande, el número de especies que se conoce supera el millón y día a día se conocen otras nuevas. Además de su riqueza debemos destacar la diversidad de formas y estructuras, que es resultado de la adaptación de medios. Los caracteres que definen son la capacidad de desplazarse activamente y el presentar la nutrición heterótrofa.

Estudiando a profundidad, sabemos que lo que hemos mencionado anteriormente es una raspadura de lo que es la vida en nuestro planeta. Ejemplo, los animales; aunque pertenecen a cinco tipos de reino, hay una enorme cantidad  de organismo que lo cubre. Una manera de clasificación de los animales es basado en los alimentos que los mismos ingieren, es decir, la dieta, así pues, podemos encontrar animales herbívoros, carnívoros y omnívoros, que, al mismo tiempo tienen sub-clasificaciones.

¿Cuáles son los animales domésticos?

Estamos hablando de los animales que aunque son grandes o pequeños pueden ser domesticados por el ser humano y poder convivir con ellos, son aquellos que mantenemos con la finalidad de cuidarlos. La domesticación tiene data cuando los humanos se convierten en sedentarios, y al poco tiempo, descubrieron que tenían en ellos grandes aliados de caza. Los primeros animales que se domesticaron fueron los gatos hace 3 500 años a.C y los perros hace 10 000 años.

Animales de granja

Estos animales en épocas pasadas fueron salvajes, pero con el pasar del tiempo comenzaron a ser domesticados por el mismo hombre para ser usados como alimentos y para realizar trabajos físicos.Al principio fue una tarea complicada, pero los animales lograron adaptarse a vivir bajo el mismo techo que el hombre por lo que es casi imposible que ellos vivan en la naturaleza y en un entorno salvaje.

Animales de compañía

Otros animales domésticos ofrecen compañía al ser humano. Algunos no necesitan un hábitat específica para poder vivir. Son muchas las especies que podemos encasillar en esta opción.

Entre los mamíferos podemos destacar a los caballos, cabras, llamas, perros, gatos, etc. Evidentemente que los animales más grandes necesitan de más espacio y mucho más alimentos. Para un buen cuidado, los mamíferos más pequeños que se recomiendan tener son: el conejo, la liebre, la rata, el hurón, el gato, entre otros.

De igual forma, podemos tener aves. Dependiendo de la clase habrá que seguir cuidados específicos. Las más grandes necesitan de un espacio para volar y juguetes que reten sus capacidades mentales, además de variedad en alimentos para brindar mayores nutrientes y un mejor bienestar.

Beneficios de tener animales domésticos

Ofrecen seguridad a nuestro hogar y a sus habitantes; son un excelente apoyo psicológico para aquellas personas que se sientan deprimidas. Son de gran apoyo ante una discapacidad o enfermedad; existen programas donde los animales visitan a los enfermos en establecimientos. Además, convivir con un animal reduce el estrés y mejor la salud del corazón.

Desventajas de tener animales domésticos

Entre los prejuicios podemos destacar los problemas de alergia debido a la presencia de pelaje del animal, sufrir ataques, rasguños o picaduras, y además existen varias  enfermedades que pueden ser contagiosas.

No obstante, dichas enfermedades pueden evitarse si se toman las medidas correctas. Con los animales domésticos es importante la higiene y la desparasitación.


Las más leídas