Perfumes para perros: conoce las ventajas y las desventajas

El olor a fragancias muchas veces puede resultar agradable para los humanos, pero un exceso de ello en los perros puede provocar problemas de socialización o comportamiento debido a lo sensible que es el olfato de estos animales.

Para los animales, los olores son importantes, ya que a través de ellos pueden conocer o identificar un peligro. Por ello, los veterinarios desaconsejan el uso de perfumes. Sin embargo, hay quienes afirman que, estas fragancias ayudan a mejor la convivencia con las personas.

Perfumes para perros

Como dueños siempre queremos que nuestra mascota esté en las mejores condiciones; que estén limpios y que huelan bien. Sin embargo, aunque lo llevemos al salón de belleza no será posible. Además, la higiene excesiva es contraproducente para su salud.

Claro, porque los jabones o champús arrastran los microorganismos de la piel o pelo, como también tapan las feromonas que permite a los animales comunicarse entre sí.

A diferencia de las personas, los animales prefieren su aroma personal. ¡Y también se perfuma! Por lo general, suelen hacerlo con lo que tienen alrededor, por ejemplo, césped, manta o deshechos de otros animales.

Entonces, ¿es bueno o malo echarle perfume a tu perro? Puede que para ti sea agradable, pero para él no tanto.

Incluso, sucede que aquellas mascotas que han sido rociadas con perfume no quieren salir de casa o se pelean con otros perros. Y es que el cambio de aroma los desorienta y no permite que el resto de la especie los reconozca.

Perfumes para perros: cambiando las percepciones

Los perros tienen un olfato más desarrollado que el nuestro y esa la primera diferencia. Puede que para nosotros un toque de fragancia no sea malo, pero para la mascota es lo peor que le puede pasar.

Además, los aromas que preferimos, para los canes no suelen ser agradable y tienden a buscar a quitárselo o taparlo. No es extraño que suceda que el animal salga corriendo para frotarse contra cualquier cosa que consiga, incluso para algo que nos puede parecer repugnante: heces, animales muertos, basura, etc.

Otro efecto negativo para nuestra mascota se debe a la socialización. Si a menudo suele ir al parque, sabrás que al llegar se olfatea con el resto de las mascotas que están en el lugar. Esto los ayuda a ello a reconocerse e identificarse.

Entonces, ¿qué podemos hacer para que nuestro perro huela bien? Lo primordial es preguntarte qué es olor bien, pues nuestra definición es distinta a la de la mascota. Esto no quiere decir que no puedas bañarlo o asearlo, pero si debes de evitar los excesos.

Prueba con pequeñas gotas de perfume y analiza el comportamiento de la mascota. No hace falta que lo perfumes completo, porque muchas veces suele ser malo para él. Para evitar la reproducción de mal olor, bañalo pocas semanas y ventila bien el lugar.

 

 

Esperamos que la información que hemos compartido contigo te haya sido de ayuda y puedas compartirla con tus amigos y conocidos.


Las más leídas