Puedes que hayas visto o leído sobre que los perros tienen la capacidad de ver las puertas invisibles. Por ejemplo; en los vídeos podemos ver como un perro puede verse en una puerta, pero no puede traspasarla, es como si viera una puerta cerrada que le impide el paso.

En la mayoría de los casos, los tutores tienen que llamar a su mascota para que puedan cruzar. Al ver esto hay quienes pueden pensar que el perro está viendo algo que nosotros no. Si bien es cierto, los perros tienen una visión diferente a la de los seres humanos.

Entonces nos surge la pregunta, ¿los perros ven las puertas invisibles?

Principio de solidez

El principio de solidez hace referencia a la capacidad que tiene un organismo para predecir los objetos en movimiento o, si los objetos desaparecen, saber por dónde podrán reaparecer.

Según estudios, los perros poseen este principio, por lo que esta puede ser la razón por las que ven las puertas invisibles. El perro se bloquea ante el umbral de una puerta abierta porque sabe que, está cerrada o podría cerrarse mientras él cruza.

Gran parte de la domesticación del perro ha destacado por la integración de estos animales en la sociedad. Esto se encuentra implicado con las actitudes que tienen los perros hacia el ser humano, como la atención que demuestran.

Cuando el perro observa una puerta invisible y quedan en trance, la mayoría de las veces esperan una señal del tutor para poder pasar. Las puertas, paredes o muros, son límites que los humanos respetan y, debido su imitación, el perro lo hace.

Al igual que los seres humanos, nuestra mascota entiende que los territorios se encuentra establecidos por límites, ya sea por medio de los olores u objetos.

Relación entre autoestima y la visión de los perros

Los perros miedosos, suelen manejar mal situaciones donde deciden qué hacer, teniendo más dificultad para superar estos momentos, como la presencia de puertas invisibles. Por lo que, necesitan de la constante ayuda de su tutor.

Cuando un can se bloqueada ante una puerta, comienza a sentir estrés. Esto no es sano para la mascota, sobre todo cuando se le dificulta salir de este trance y queda congelado en el mismo punto.

Es nuestro deber ayudar a la mascota a salir de esa situación, siempre de una forma positiva. Aunque podemos leer o ver vídeos de este tipo, es un momento nada agradable para los perros.

Para hacer la situación más amena, debemos buscar la forma de aumentar la autoestima del perro. Esto se consigue mediante el trabajo de olfato: poner pruebas, como colocar premios en sitios de difíciles con la finalidad de que el perro piense en cómo conseguirlo. Al principio, estas pruebas deben de ser fáciles para que nuestro perro adquiera confianza, después se debe de ir aumentando la dificultad.