¿Pueden los perros sufrir de síndrome de Down?

El síndrome de Down es una enfermedad exclusiva de la especie humana y se debe a una anomalía del cromosoma 21 

El síndrome de Down son síntomas físicos y mentales generados por un trastorno genético y, aunque es común en los humanos, no suele ser el caso de otras especies. Si te has preguntado si tu perro puede sufrir de esta enfermedad, la respuesta es no, no pueden.

Aunque hay especies que pueden presentar síntomas parecidos. Los humanos y los perros compartimos varios trastornos genéticos, pero el síndrome de Down está lejos de ser uno de ellos.

¿Qué es el síndrome de Down?

Cuando hablamos de cualquier síndrome hacemos referencia a un conjunto de síntomas que son característicos de determinadas enfermedades. El síndrome de Down se suele conocer por:

  • Rasgos faciales reconocibles: cara aplanada con ojos pequeños, cuello corto y orejas pequeñas
  • Diferentes grados de discapacidad cognitiva
  • Tono muscular débil o ligamentos flojos
  • Pérdida auditiva
  • Enfermedades en los ojos
  • Apnea del sueño
  • Defectos cardíacos

No obstante, la causa se encuentra en los cromosomas: los humanos tenemos 46, la mitad de ellos son aportados por el espermatozoide y la otra mitad se obtiene desde el óvulo.

Las células de las personas con síndrome de Down poseen un cromosoma adicional, 47 en total. Para entenderlo mejor es un cromosoma 21 extra, por ello la alteración en la trisomía 21.

Cada especie tiene un número específico de cromosomas, que es la forma que en la que se condensa el ADN en el interior de las células.

El reparto de estos cromosomas sucede de igual forma que en los animal, por ejemplo, los perros, así que puede ser posible que puedan presentar una trisomía, más no que padezcan de síndrome de Down.

¿Los perros pueden tener síndrome de Down?

El síndrome de Down puede darse en los primeros no humano, con los cuales compartimos gran parte de nuestra información genética, pero en el caso de los perros y los gatos es todo lo contrario. Sin embargo, pueden sufrir de anomalías genéticas.

Puede que hayas encontrado en Internet notas sobre el síndrome de Down en los perros, gatos u otro tipo de animales. Lo cierto es que estos solo pueden presentar facciones similares a la enfermedad, pero no sufrir de la enfermedad.

Lo más parecido que se ha encontrado en los animales ha sido a estudios realizados a ratones de laboratorio. En el cromosoma 16 del ratón se ha podido demostrar una trisomía. El objetivo de este tipo de estudios es conocer la copia de los genes y su similitud con el síndrome de Down, entre otros puntos.

¡Esperamos que esta información te haya sido de ayuda! Recuerda compartir con tus conocidos y estar al tanto de todas las noticias y novedades que traemos de nuestro amigo peludo.

 

 

 


Las más leídas