Petauro de azúcar: ¿puede ser una mascota?

Según PETA, organización que protege los derechos de los animales, al tener un petauro de azúcar como mascota se está privando al animal de “todo lo que es natural y significativo: compañía de su especie, aire fresco, aire libre y la oportunidad de hacer cualquier cosa”.

Para su comercialización, los animales son criados en instalaciones poco adecuadas o son traídos mediante el tráfico ilegal en botellas de plástico desde Australia, país de origen de la especie.

Además, debido a los pocos conocimientos por parte de los veterinarios, la muerte de los animales en cautiverio suele ser muy temprana. Por otro lado, los problemas de comportamiento se deben al poco conocimiento de la información que se tiene del animal y por las carencias cognitivas que surgen al estar encerrado en una jaula, lo que lleva que termine en un centro de recuperación, siendo el mejor de los casos.

Si decides adoptar a uno de estos animales, deberás de contactar a centros especializados. Hoy, te compartiremos toda la información que necesitas tener en cuenta.

Características del petauro del azúcar

Los petauros del azúcar son animales pequeños que viven en colonias de aproximadamente 12 animales donde hay un macho dominante. Tienen un pelaje de color gris acompañado de una franja negra, cola larga y prensil negra con punta blanca y, en la parte inferior, un color crema pálido.

Viviendo en la naturaleza, los machos pesan alrededor de 160 gramos y las hembras 135 gramos. Se conocen varias subespecies, siendo las más destacadas las especies tropicales de Papúa Nueva Guinea. Son también animales que se alimentan de savia e insectos dependiendo de la temperada en la que se encuentren.

¿Qué características tiene que tener la jaula del petauro del azúcar?

La mayoría de los estudios establecen que, es inapropiado tener al animal en una jaula con un tamaño inferior a 2 x 2 x 2 metros y la reja o malla debe de ser de 1 x 2,5 centímetros. Esto debido a que es un animal nocturno, durante la noche tiene mucha actividad, por lo que hace difícil entenderlos, porque en este momento estaremos dormidos y deberán pasar gran parte del tiempo encerrados.

Al encontrarse en la naturaleza, el petauro puede volar y saltar entre los árboles, recorriendo largas distancias. Otro punto que debemos de tener en cuenta es que, la jaula debe de estar lejos de los depredadores como perros o gatos.

Dentro de la jaula hay que colocarle un nido que simule ser un hueco de árbol, siendo la entrada tan estrecha para que solamente entre él, así sentirá que está más seguro. Además, su comedero e hidratación deben de estar más o menos lejos de la jaula, para brindar más seguridad. También coloca ramas.

La jaula debe de tener una puerta para poder manejar al animal en caso de ser necesario. Al mismo tiempo, tiene que tener una bandeja donde pueda depositar el excremento y el resto de sus desperdicios.

Alimentación

Este tipo de animales se suelen alimentar de insectos, su dieta depende mucho del hábitat y la estación en la que se encuentren. Tiene un cuarto dedo que le ayuda a extraer los insectos de los árboles, además tiene incisivos inferiores grandes para masticar la corteza.

En las tiendas se pueden encontrar alimentos de otras especies que pueden brindársele al petauro, uno de ellos es el pienso para zarigüeyas.


Las más leídas