¿Por qué el perro consume mucha agua?

Las razones que llevan a un perro a beber agua en exceso son varias, pero principalmente se debe al sistema de transpiración, aunque también la alimentación juega un papel importante.

Los perros son los compañeros fieles de los hombres. Por ello, cualquier comportamiento que se salga de la norma o que resulte extraño puede causar preocupación. Este puede ser preocupante si está relacionado con la salud, como cuando un perro bebe agua en exceso.

¿Cómo sudan los perros?

El sistema de transpiración es diferente al de los seres humanos y, por tanto, se suelen manejar de otra manera. La traspiración permite a los animales refrigerarse.

Nosotros los humanos poseemos glándulas sudoríparas por toda la superficie de la piel, los perros no. Los métodos de transpiración de los perros son dos: por la lengua y la respiración. Los perros solo tienen glándulas sudoríparas en la trufa y en las almohadillas.

También se dice que los perros “sudan por la lengua”. No obstante, lo ciertos es que cuando su temperatura corporal aumenta, la sangre caliente bombea hacia la boca, donde está las glándulas salivales.

Mediante las glándulas, el perro es capaz de reducir la  temperatura. Libera el calor en forma de vapor, que al condensarse cae goteando al suelo.

Además, se ha observado que el perro puede liberar calor tanto por la cabeza como por las orejas. Esto se debe a que la refrigeración provoca la dilatación de las venas. Así, cuando el calor no es excesivo, se reduce la temperatura en el animal.

Razones por las que un perro bebe agua en exceso

Teniendo en cuenta todo lo anterior, las causas que llevan al perro a consumir mucha agua son las siguientes:

Hidratación extra

Los perros beben grandes cantidades de agua, sobre todo en épocas donde la temperatura es muy alta. Por eso, conviene dejarles agua fresca, poner aire acondicionado o dejar las ventanas abiertas para que entre la corriente del aire.

Ejercicio físico intenso

El sistema de transpiración se activa en el momento en el que el perro se mueve. Por esta razón, al hacer ejercicio o pasear, los perros necesitan ingerir agua.

De igual forma sucede cuando juegan. La transpiración se eleva en comparación cuando está tranquilo. Así pues, siempre debemos de tener un recipiente con agua en la mano para ayudarlo a saciarse.

Alimentación

En algunos casos, la alimentación también puede influir en las cantidades de agua que ingiere la mascota. Dentro de la variedad de piensos que se encuentran disponibles en el mercado, algunos contienen alta cantidad de sodio.

Debido a ello, el perro tiene la necesidad de beber agua, para eliminar la presencia de sodio de la sangre. Es importante consultar con nuestro veterinario si se debe cambiar la dieta para evitar problemas de salud en el futuro.

Problemas de salud

Es normal que los perros padezcan de distintas enfermedades, son animales que están expuestos al contagio de bacterias. Por lo general, puede sufrir de diabetes o insuficiencia renal. Esto los puede llevar a consumir altas cantidades de agua.

 

 


Las más leídas