¿Por qué los gatos ronronean?

Los gatos son animales muy cariñosos pero, no todos piensan lo mismo. En Internet podemos encontrar millones de imágenes que pueden apoyar esta teoría, cada una de estas visualizaciones es capaz de alegrarnos el día, de eso no tenemos dudas.

Uno de los sonidos más característicos de los gatos y que, a muchos suele gustar es su clásico ronroneo. Ese sonido parecido al grr que emiten estos felinos al ser acariciados, y cuando se encuentran cómodos. El ronroneo ha sido estudiado por muchos especialistas, y han logrado descubrir hechos sorprendentes.

Hay que resaltar que los gatos no sólo ronronean cuando se sienten cómodos, sino que también cuando sienten hambre, ansiedad o algún tipo de dolor. Según numerosos estudios, hay diferentes tipos de ronroneos que hacen los gatos dependiendo de las situaciones. Estos estudios han comprobado que los gatos domésticos tienen un ronroneo servicial que es usado cuando busca que sus dueños lo satisfagan en situaciones concretas. De hecho se ha notado que este ronroneo alcanza a ser similar al llanto de un humano para que podamos ser más sensibles ante el acto.

“Se ha dicho durante años que el ronroneo es una simple forma de comunicación que tiene el felino. A comienzo de los años 2000, se manejó la hipótesis de que en realidad, el sonido tenía otros propósitos. La labor de numerosos científicos nos ha permitido conocer más sobre la razón del sonido. Es probable que tenga que ver con comunicación, apaciguamiento y curación”, indica Gary Weitzman, veterinario y director ejecutivo de la Sociedad Humana de San Diego

Otra de las hipótesis que se maneja sobre el ronroneo es más impresionante. Es que un gato produce este tipo de sonido con una frecuencia entre  25 y 150 Hz. Cuando lo hace su cabeza recibe una vibración, se ha comprobado que la misma permite más velocidad en la regeneración de fracturas de huesos y mantenimiento del tono muscular. Se dice que esto es lo que hace que los gatos ronroneen cuando hay dolor presente en el cuerpo.

Por otra parte, del mismo modo que un maullido, los gatos también tienen otros métodos para comunicarse entre ellos mismos. Al poco tiempo de nacer, la madre les enseña a ronronear por medio de la imitación. Esto ayuda a que la felina pueda localizarlos en cualquier situación, incluyendo cuando se encuentra ciega o sorda. Al tener un aprendizaje tan temprano puede que también, se a un ritual entre madre e hijo.

“En la mañana, el ronroneo combinado con caricias, puede ser una acción que busca para despertar a el humano y así obtener su alimento. La mayoría alimenta a su mascota antes que a nosotros, lo que nos permite conocer cómo es la comunicación con el animal”, comenta

A pesar de la gran variedad de estudios que han hecho los científicos se llega a la conclusión que el ronroneo no es más que un ronroneo, sin formaciones biológicas o explicaciones detrás. Es como la sonrisa del ser humano: se aprende a usarla desde temprano ya sea para, pedir algo, comunicar un sentimiento, o porque queremos demostrar una sensación placentera. Puede que cuando un gato esté ronroneando esté agradeciendo a su dueño, lo cierto es que, nunca sabremos la verdadera razón que hay detrás de tan peculiar sonido.


Las más leídas