¿Por qué los perros están obsesionados con la comida?

Hay perros que están obsesionados con la comida y, la mayoría de las veces, esto puede ser un gran problema. 

Puede suceder que algunos perros no queden satisfechos después de comer y, comiencen a experimentar una obsesión con la comida.

Te sorprenderá saber que esto en algunas razas tiene una explicación genética y, también hay trucos para reducir la ansiedad por la comida y la velocidad a la que la devoran. 

Ansiedad por la comida 

El perro es un animal que, debido a sus orígenes, tiende a devorar rápidamente sus alimentos, lo cual tiene mucho más sentido en el hábitat natural, en el que no sabe cuándo volverá a comer o tiene que esperar su turno cuando se encuentra en manada. 

Sin embargo, los perros ya no son lobos, sino que son animales domésticos que están acostumbrados a tener su comida a una hora específica del día. Debemos señalar que, comer rápido les puede generar problemas de salud en el futuro. 

¿Qué es el gen POMC? 

Aquellos que tienen labradores retriever sabrán que estos nunca tienen suficiente alimentos, y esto se debe a que no logran saciarse aunque se les coloquen grandes cantidades de comida y siempre está esperando más. Los retriever, además, tienen tendencia a padecer de obesidad. 

Analizando el genoma de esta raza, se ha descubierto una mutación en el gen POMC. Este gen es el encargado de codificar las proteínas que se encuentran relacionadas con el peso, el control del hambre y la obesidad.

Una modificación en las sustancias provoca que el animal siempre tenga hambre. Este tipo de situaciones también se ha detectado en las personas obesas.

No obstante, lo más curioso de este tipo de comportamiento, es que se hace presente en animales que acostumbran hacer caza y rescate de personas, donde la comida es usada como motivación por hacer su trabajo.

Problemas de la obsesión de la comida

Este comportamiento puede ser un problema en el futuro. Si hay varios perros en casa, puede ser complicado dar de comer al mismo tiempo a ambos, sobre todo cuando hay uno que está obsesionado con la comida, ya que buscará la forma de quitársela a su compañero.

Por otro lado, también se debe de estar pendiente de aquellos perros que aspiran todo lo que consiguen, pues si ingieren un cuerpo extraño puede sufrir de problemas en el intestino.

Comer velozmente también es otro problema, ya que al comer rápidamente tragan aire y este se convierte en gases, lo que provoca digestiones. Y, además, puede llegar a ser peligroso.

Consejos para evitar la ansiedad por la comida en perros

  • Descarta los problemas de salud, por ejemplo; enfermedades hormonales o parásitos
  • Proporciona varias tomas de comida durante el día
  • Utiliza comederos para combatir la ansiedad o prepara juegos de olfato. Animalo a utilizar el olfato para encontrar los alimentos para descargar la energía.
  • Ayudar a autocontrolarse, es decir, reducir el nerviosismo que experimenta antes de comer. Aunque no suele ser sencillo, es una práctica que se logra con el tiempo.

Las más leídas