¿Pueden los gatos comer huevo?

El huevo de gallina es un alimento que siempre está presente en la dieta de los seres humanos, debido a los beneficios que ofrece a la salud y a la gran variedad de platillos que se pueden preparar, sean dulces o salados. Destaca por contener proteínas puras, siendo ideal para aquellos que deseen perder peso y estar saludables.

La ciencia ha buscado derribar mitos sobre los huevos y demostrar sus beneficios, todavía hay muchos que se pregunta si los gatos pueden comer huevo o si el consumo de este alimento resulta peligroso para ellos. Hoy, te contaremos si el huevo es un alimentos altamente beneficioso para los felinos. ¡Sigue leyendo!

¿Es saludable el huevo para gatos?

El huevo es una alta fuente de proteína, ya que contiene cantidades nulas de carbohidratos y azúcares, con una cantidad moderada de grasa. Parte de las proteínas del huevo están en la clara, mientras las moléculas lipídicas se concentran en la yema. Estos dos macronutrientes son los pilares energéticos de la nutrición del gato, aunque debemos de tener en cuenta que son animales carnívoros

Por ello, es importante que destaquemos que, las proteínas de los huevos se encuentran formadas por aminoácidos esenciales, es decir,  aquellos que el gato no sintetiza naturalmente en su organismo y necesita obtener de fuentes externas por medio de la alimentación. Respecto a la mala fama de los huevos vinculada al exceso del colesterol, debemos de recordar que su consumo moderado puede ser beneficioso para el animal y no supondrá ningun peligro para la mascota. 

Además, hay que resaltar que el huevo aporta minerales como calcio,  fósforo, hierro y potasio, así como de vitaminas A, D, E y del complejo B. Esto ayuda al fortalecimiento de los músculos y huesos del animal, además de mantener el sistema inmunológico más saludable, ayudando a prevenir enfermedades. 

¡Debes de tener cuidado al ofrecer huevos a los gatos! 

Al momento de introducir este alimento en los gatos, muchos se preguntan si puede ser crudos o cocidos. Aunque hay quienes resaltan los beneficios de brindar alimentos crudos a las mascotas, ya que conservan todas sus propiedades nutricionales, hay que saber la procedencia del huevo que se ha adquirido para incorporarlo en la alimentación del animal.

Los huevos crudos pueden contener bacterias y resultan ser muy peligrosas para la salud del gato. Si conseguimos huevos de origen orgánico, vamos a reducir el riesgo de que los animales sean contaminados. No obstante, debemos lavar muy bien los huevos solo con agua corriente antes de romper la cáscara.

Un punto que debes de tener muy en cuenta es que, los huevos han de ser lavados a la hora de utilizarlos, es decir, antes de romperlos. La cáscara del huevo es una superficie porosa, si se lava con anticipación y se deja reposar, vamos a ayudar a que las bacterias penetren tanto en la clara como en la yema.


Las más leídas