¿Pueden los perros comer piña?

La piña es la fruta más popular alrededor del mundo, su sabor y su textura son muy refrescantes y la convierten en el bocadillo más delicioso hasta para los perros. No obstante, antes de darle de comer este manjar a tu mascota, debes de conocer si tu perro puede o no consumirla. Recuerda que, podría resultar dañino para él.

A los perros les encanta comer, por eso es importante vigilar su alimentación para su buena salud. Se recomiendan algunas frutas, descubre hoy si la piña entra en esa lista.  ¡Sigue leyendo!

¿Los perros pueden comer piña?

¡Sí! Los perros pueden comer piña. No obstante, al igual que otras frutas, no debe de dársela con frecuencia, su consumo debe de ser moderado y como un complemento para la dieta. ¿Por qué? La alimentación de un can debe de estar basada en proteínas y grasas, componentes que se obtienen a través de la carne y el pescado.

A pesar de ello, la dieta también debe incluir vitaminas y fibra para una buena salud, y esto se consigue en las frutas. Debemos recordar que, la fruta es un alimento rico en azúcar, por lo que su consumo diario puede traer consecuencias negativas.

Beneficios de la piña para perros

La piña aporta algunos beneficios, entre los cuales podemos mencionar:

1. Ayuda a la circulación: contiene propiedades anticoagulantes para mejorar la circulación sanguínea y previene enfermedades cardiovasculares e hipertensión.

2. Aumenta las defensas: la piña tiene ácido fólico, vitamina que sirve para fortalecer el sistema inmunológico.

3. Contiene nutrientes para fortalecer los huesos.

4. Rica en agua: es una de las frutas con mayor cantidad de agua, por lo que resulta ideal para refrescar a nuestra mascota en verano y evitar la deshidratación.

5. Aporta bromelaína, permitiendo a los canes digerir mejor las proteínas.

¿Cómo dar piña al perro?

Como hemos mencionado, la piña solo debe de ser un complemento en la dieta de nuestra mascota, por lo que no puede ser el 100%  de su alimentación. Nuestra recomendación es ofrecerle solo el 15% del total de los alimentos, es decir, puedes dársela como premio o como una golosina.

 

Antes  de ofrecerle piña a tu mejor  amigo peludo, ten en cuenta estas recomendaciones:

1. Selecciona la mejor piña, para que se te sea sencillo pelarla. Además, escoge una madura, puedes reconocerla por sus tonos anaranjados y el verde de las hojas.

2. Corta la piña en tabla para mayor comodidad y con un cuchillo bien afilado.

3. Evita hacer cortes muy gruesos, ya que, puedes llegar a desperdiciar parte de la fruta.

En caso de notar puntos negros en la pulpa, deben ser eliminados con un pelador de papas o haciendo cortes directamente con el cuchillo.

Cuando ya esté lista, debes de probarla para saber si está dulce, ya que los perros no toleran las frutas amargas. Se recomienda ofrecer piña máximo 3 veces por semana y acompañarla con otro tipo de frutas.

¿Qué se debe evitar?

Evita ofrecerle jugo de piña al perro, ya que la fruta se concentra demasiado y puede causarle problemas. Tampoco se debe de ofrecer jugo de piña procesado, pues contiene altas dosis de azúcar. Cuando vayas a ofrecerle la fruta a tu mascota, no es necesario que le agregues azúcar o miel, la piña es más que suficiente.


Las más leídas