¿Qué debo de hacer para que mi perro se relaje?

A todos nos gustan que nos acaricien, pero en especial a los perros. Lo que más le fascina a nuestra mascota son unos buenos mimos, abrazos y besos. Y, mientras más duremos, mejor. Los perros siempre querrán recibir amor.

Acariciar a nuestro perro trae múltiples beneficios, incluyéndonos. Por ejemplo; disminuye la presión arterial y reduce el estrés. Es importante crear lazos entre el animal y la persona; las caricias son una forma para calmar los nervios del perro. Por lo que, saber cómo darle un masaje de nuestra mascota es esencial.

Los perros son animales que se estresa con facilidad. Unas caricias pueden aliviar cualquier tipo de tensión que haya en el cuerpo y proporcionarle una dosis de felicidad…, siendo la medicina más importante para muchos. Bríndale 10 minutos al día a tu perro para ofrecerle masajes relajantes.

Aunque los perros saben apreciar el contacto físico, puede ser que la forma en la que le brindamos caricias no sea la correcta. Si buscas relajar a tu perro, evita cosquillas, palmadas o estrujones.

Si te gusta brindarle caricias, es importante que aprendas cuál es la mejor forma para hacerlo después de un largo día.

Muchos prefieren hacerlo antes de ir a dormir, mientras que otros recomiendan a primera hora en la mañana. No obstante, el resultado siempre será el mismo, a los perros no les interesa el momento en que lo hagas, sino cómo lo hagas.

¿Por dónde debemos comenzar? 

Para iniciar debes de buscar una toalla o una manta donde puedas colocar al perro. Es importante, ya que el uso de herramienta lo ayudará a asociarlo con el movimiento de los masajes.

Acaricia al perro para que se relaje completamente. Usa los dedos y la palma de la mano, para tocar el cuerpo suavemente. Recorre desde la cabeza hasta la cola y asegúrate de prestarle mucha atención. Concéntrate en todas las capas; desde el cabello hasta los músculos.

Realiza movimiento circulares cuando te sitúes en las orejas, barbilla, cuello o axilas. Si puedes realizar esta actividad cuando el perro se encuentra tomando sol, el efecto será mucho mayor. Sin embargo, todo va a depender del tiempo que dispongas.

Acarícalo para eliminar los nervios 

Si tu mascota está nerviosa por alguna situación en particular, unas caricias pueden ayudarle a calmar el estrés. Aplana y reposa la palma de tu mano sobre la cabeza o el cuello del perro. Sigue el procedimiento que ya hemos explicado, sin embargo, trata de no detenerte en una zona en particular. Repite este procedimiento varias veces hasta que observes que el perro está cómodo, evita presionar la parte inferior de la espalda.

Al finalizar, descansa tu palma en la base de la cabeza del perro y en la otra en la pelvis. Estas zonas son las que controlan las respuestas del cuerpo del animal y otras funciones. Con este tipo de actividad lo que buscamos es reactivar el flujo de las acciones de la médula espinal.

¡Bríndale a tu mascota el mejor de los masajes para aliviar el estrés!

 


Las más leídas