¡Sí, perfume para perros y gatos!

No cabe duda que el amor que les tenemos a nuestras mascotas nos impulsa a proveerles de todos los cuidados necesarios tanto de salud como higiene, incluso de llevarlos a peluquerías caninas o preveerles todo tipo de accesorios de vestimenta y juguetes. Ahora bien, ¿cuál es el límite de ese amor en cuanto a la compra de productos que pueden rozar más la exentricidad personal que la necesidad del animal? Aparentemente no habría límites y las modas que van y vienen estarían invadiendo el universo mascotero con curiosidades como por ejemplo: perfumes para perros y gatos. Y no estamos hablando tan solo de aquéllos que se emplean en las peluquerías caninas o en las veterinarias, sino también de perfumes que pueden comprarse para aplicárselos en la casa, con el objetivo de que siempre huelan a… ¿rosa mosqueta?

 

Vale aclarar que, a priori, la utilización de estos productos no debería ser perjudicial para la mascota, pero siempre se debe tener precaución y aplicar con moderación, ya que en algunos casos sí puede resultar nocivo para el animal. Esto último se debe a que las mascotas podrían tener una reacción alérgica al perfume dependiendo de los componentes con el que se haya preparado el producto. Por eso hay que prestar especial atención a la composición química del pefume y hacer las consultas pertinentes con el veterinario para quedarnos tranquilos que no estemos causando un daño a nuestra amada mascota. Por otro lado, en el caso de los perros, es cierto que en determinados momentos, por ejemplo cuando llueve o hace mucho que no los bañamos o los llevamos a la peluquería canina, estos comienzen a oler mal y nos embriaguen la casa de un aroma no tan placentero y por ello querramos acudir a algún recurso instantáneo. Si tenés interés en este tipo de productos y luego de haber hecho la consulta con el veterinario te disponés a elegir la mejor fragancia para tu mascota, quizás lo más recomendable sería que te animaras a preparar un perfume casero, sin adherentes químicos ni alcohol, cuyas recetas abundan en Internet y muchas de ellas incluyen ingredientes como: menta, limón, vinagre de manzana, aceite de coco, extracto de vainilla, escencia de lavanda.


Las más leídas